VIAJANDO POR LAS VÍAS

VIAJANDO POR LAS VÍAS

Mauricio Meléndez R.

Para algunos, viajar representa un dolor de cabeza, una tarea, un temor. Para otros, el acto de viajar en sí, en carro o en avión, es sólo parte de la experiencia. Pero aún queda la opción para quienes el camino es el mismo viaje, para aquellos que todavía nos gusta ir pegados a la ventana admirando ríos, montañas y la inmensidad del mundo, un transporte que parece trascender la angustia habitual y que la mayoría de los viajeros tiene en el olvido: el tren.

¡Sí, leíste bien! El tren. Tal vez creas que ya están en desuso o que en un transporte anticuado por su lentitud comparada con la de un avión, pero la realidad es que todavía el tren mueve millones de pasajeros y te permite hacer algunos de los recurridos más fascinantes y lujosos del mundo, admirando, oliendo y viviendo eso que algunos llamamos “el camino”.

Hubo un tiempo, no tan largo, que pasar días en el tren era la norma para un viaje terrestre. Por eso son el escenario de muchas novelas clásicas de misterio y, afortunadamente, una aventura que es totalmente posible hoy en día.

Mientras que los viajes en tren ya no son una necesidad, proporcionan una experiencia alternativa de viaje que es único en su clase. Hay un montón de viajes de este tipo en todo el mundo, pero aquí te presento algunos de los más representativos que podrías hacer en la primera oportunidad que tengas:

EL EXPRESO DE ORIENTE, PARÍS- ESTAMBUL

Tal vez el tren más famoso del mundo, inmortalizado por la escritora Agatha Christie en su novela “Asesinato en el Orient Express”. Es en realidad un hotel de lujo sobre ruedas con uno de los recorridos más emblemáticos que permite admirar los paisajes europeos, ya que pasa por los Alpes y hace escala por ciudades como Venencia para adentrarse en lo profundo de la Europa Oriental hasta llegar a Turquía. Cabe mencionar que es uno de los viajes más caros y exclusivos de todo el mundo.

EL TRANSIBERIANO, MOSCÚ-VLADIVOSTOK

Este recorrido, al contrario de El Expreso de Oriente, es una verdadera prueba para el viajero. Se trata del recorrido en tren más largo del mundo, cubriendo una distancia de 9,289 kilómetros y atraviesa ocho husos horarios, y es que va desde Europa hasta el extremo oriental de Asia.

Es un viaje de siete días, pudiendo pasar por el Lago Baikal -uno de los más grandes del mundo- y con desviaciones a China y Mongolia. Este recorrido es de los favoritos de los backpackers, que lo consideran una de las máximas experiencias para los viajeros.

THE CANADIAN, VANCOUVER-TORONTO

Recorre 4,637 kilómetros en cuatro días y atraviesa algunos de los paisajes naturales más bellos de mundo. Va desde la zona de los Grandes Lagos hasta la Ciudad de Vancouver en el Pacifico canadiense. Cuenta con carros panorámicos para tener una mejor vista y una variedad de bares y restaurantes a bordo.

EL CHEPE, CHIHUAHUA- LOS MOCHIS

Uno de los pocos recorridos para pasajeros que quedan en México, pero también es uno de los más bellos. CHEPE es la abreviatura de Ferrocaril Chihuahua-Pacifico, que recorre una distancia de 673 kilómetros y atraviesa la Sierra Tarahumara. El recorrido es muy interesante ya que va de la montaña a la costa o viceversa, y en época de Invierno el paisaje es nevado y permite ver las Barrancas del Cobre que, con su 1,879 metros de profundidad, es una de las más impactantes del mundo. Este recorrido permite hacer escalas en hoteles de montaña, como el caso de la ciudad de Creel. Sin duda un viaje que todo mexicano debe intentar hacer.

Ya lo sabes, los viajes en tren pueden ser unas vacaciones en sí mismos. ¿Necesita más razones para tomar el tren?

Filmografía recomendada: Dr Zhivago (David Lean, 1965), Asesinato en el Orient Express (Sidney Lumet, 1974), Unstoppable (Imparable, Tony Scott, 2010) y Tanssiberian (Brad Anderson, 2008)