OKJA

OKJA

Samantha Patiño

Okja es una película con un gran elenco y una historia que, más que volvernos vegetarianos, nos hace reflexionar sobre la tan polémica industria de los alimentos y preguntarnos como es que el hombre valora más el dinero que la vida de otros seres. ¿Por qué un animal (para muchos) comestible, no puede ser una mascota?

Okja no fue un filme bien apreciado en Cannes debido a ser una producción de la plataforma líder de contenidos para televisión Netflix, y porque a juicio de muchos las películas deben apreciarse en la pantalla grande de una sala de cine, no en la sala de tu casa. Es por esto por lo que, en adelante, ninguna película que no sea exhibida en salas francesas podrá competir en la fiesta fílmica. Ante este hecho Bong dijo a The New York Times que los lanzamientos en cines son sólo una parte de la vida útil de una película. A pesar de esto, lo que es una realidad, es que si no hubiera sido por como lo hizo Netflix – con la coproducción de Plan B, de Brad Pitt – la película quizás nunca habría visto la luz.

En esta cinta las tendencias de Bong hacia temas de conciencia social son tratados como en sus dos anteriores obras: The Host (2006) en la que un río contaminado engendra a un monstruo resultado de un experimento, y Snowpiercer (2014) que trata sobre el cambio climático y sus sobrevivientes dentro de un tren que viaja a través de un camino en el que siempre está nevando.

Ahora, Okja cuenta la historia de Mija, una joven que vive con su abuelo -un viejo granjero en Corea del Sur- que durante 10 años ha cuidado de un super cerdo creado por una compañía de venta de alimentos con el fin de combatir el hambre mundial con la producción de miles de animales genéticamente alterados. Ellos, como en otras granjas en diferentes partes del mundo, fueron elegidos para hacerse cargo de uno de estos super cerdos y así hacer creer al consumidor que fueron criados en granjas normales.

Pero la aventura empieza cuando Okja debe ser entregada a Miranda Coorporation. Mija emprenderá entonces un viaje para rescatar a su amiga en el que se encontrará con un grupo de activistas que luchan por los derechos de los animales, quienes agregan humor y reflexiones a la historia.

Hecha con amor y crudeza, Okja es una película muy bella que nos recuerda a las heroínas de Hayao Miyazaki y a su gran ¨Totoro¨. Visualmente muy luminosa y perfectamente ambientada, transmite la sensación que quiere generar en cada atmosfera. Es una historia donde no te pierdes en los animales, con personajes muy exagerados y otros muy humanizados, y con momentos muy bien tratados en el personaje de Mija, siendo el más real y cercano a nosotros. Es una película de fantasía, un encuentro entre la ficción y la realidad.

Lejos de la polémica del vegetarianismo o veganismo, Ojka nos muestra la codicia y manipulación de ciertas empresas para obtener mayores ganancias, atentando contra todo y todos. Un trabajo cinematográfico que fácilmente logra un par de lágrimas en la audiencia y le ablanda el corazón al menos durante sus 120 minutos de duración.

Es una crítica que bien puede tocar sensibilidades y nos confirma que en este mundo solo tú puedes hacer la diferencia.

OKJA
  • Año: 2017
  • Director: Joon-ho Bong
  • País: Corea del sur-EUA
  • Guión: Joon-ho Bong, Jon Ronson
  • Reparto: Ahn Seo-hyun, Tilda Swinton, Jake Gyllenhaal, Paul Dano, Lily Collins